Biografía

Nacido en Málaga, el 12 de agosto de 1979, hijo de padres profesores y el mayor de tres hermanos.
Desde sus primeros años, la inquietud por el arte era evidente, todo papel que caía en sus manos era convertido en un dibujo lleno de expresión y de color. En el colegio, era un alumno destacado en las clases de expresión artística…Todos sus sentimientos pasaban por la pintura.
A los 7 años su familia se trasladó a un pueblo de la costa este de Málaga donde compaginaba sus estudios con la pintura.
Con tan sólo, 10 años sus padres, viendo sus cualidades, lo llevan a una escuela privada de dibujo y pintura malagueña en la cuál permanece hasta los 21 años. Once años de formación privilegiada con el objetivo de ir preparándolo para estudiar en un futuro Bellas Artes en la universidad.
En este periodo, llegan sus primeros clientes, siempre por encargo: paisajes, marinas y natura morta, eran sus temáticas más demandadas.
En tan temprana edad comienza a trabajar de lleno en su pasión… la pintura, llegando a exponer en diversos centros, pese a su timidez por mostrar su talento.
El Lyceo Francés de Málaga, el Club Náutico El Candado y el Centro Cultural de Arte Contemporáneo, son los lugares más destacados donde ha expuesto sus obras.
A su vez, él mismo va estudiando y evolucionando en su propio estilo personal, que se caracteriza por un figurismo conciso, colorista y de expresionismo muy positivo. Es aquí cuando la positividad comienza a convertirse en el eje principal de su obra.
A los 17 años, tras superar con éxito el Bachiller Superior, ocurre algo totalmente inesperado para su familia, decide estudiar Ingeniería Técnica Industrial en la rama de mecánica, en la Universidad de Málaga Sus padres respetaron su decisión pero sentían que el futuro de su hijo se encontraba en Bellas Artes, algo que tras el paso del tiempo, queda demostrado…
Tras su licenciatura se traslada a Torremolinos, cuna de la Costa del Sol y ejerce como Ingeniero industrial 8 años en campos relativos a certificacion de calidad, estructuras metalicas y Medio Ambiente, siempre compaginandolo con su verdadera vocación… el pincel.
Aprovechando el éxito en su trabajo y por la necesidad de innovar, decide, junto con otro socio, abrir una de las discotecas más emblemáticas del Sur de España, Parthenon, icono del ocio nocturno, ubicada en Torremolinos.
Pese a que todo le iba muy bien, en su interior quedaba algo que no le permitía disfrutar de esa felicidad… sentía la necesidad de dedicarle todo su tiempo a sus grandes pasiones; la pintura, la familia y el amor.
Gracias a ello, un día decide dejar la ingeniería, trasladarse a Londres y compaginar el negocio sólo en momentos determinados.
Por fín siente que ha encontrado su sitio… adora la lluvia, el cielo gris londinense es para él una de sus principales inspiraciones, un lienzo al que darle todo su color y con el que intenta compartir toda la positividad de su interior.

 

Antonio Pozo basa su obra en la positividad del ser humano y su actitud contemplativa ante la vida. Plasmando normalmente personajes pintorescos o situaciones en las que él encuentra algún tipo de emoción especial, su estilo pictórico resulta muy personal y característico, moderno pero con matiz neoclásico, contribuye a que el espectador disfrute de su obra y que no se canse nunca de observarla y deleitarse con su creación.
 
Su producción recuerda tanto a un postimpresionismo,por el uso de sus colores vivos, temas y personajes de la vida real, como a un expresionismo por la deformación personal y subjetiva que él hace de esa realidad. Empleando colores intensos y muy bien combinados, a los que él da una importancia a veces exhacerbada, pues él encuentra en el juego con ellos, esa positividad por la que piensa que el ser humano ha de luchar cada día. Su pincelada bien trabajada y distinguible, con movimiento, muy bien definida hasta la sensación de estar ante alguna obra realizada bajo las nuevas tecnologías de diseño gráfico modernas y en tres dimensiones dan como resultado una obra moderna, fresca y con connotaciones subrealistas.

 

Sus figuras deformadas, con una fuerte expresividad en los rostros y desproporcionadas en sus cuerpos, son rodeadas por un entorno colorista penetrante. Mientras envuelve esa realidad en colores vivos, hace uso del blanco más puro para la figura humana, reflejando así en su obra esa lucha constante y diaria para alcanzar la paz interior.

 

Su estilo personal está mágicamente influenciado desde su infancia por Pablo Ruíz Picasso,Edvuard Munch, Vicent van Gogh y Sandro Botticelli.